[su_spoiler title=”Camerún” open=”yes” style=”simple”]

[Best_Wordpress_Gallery id=”95″ gal_title=”ruta-camerun-pequena-africa”]


La pequeña África

23 días


[su_tabs vertical=”no”]

[su_tab title=”Salidas“]

  • Consúltanos salidas

[/su_tab]

[su_tab title=”Precio“]

  • Desde 1.750 € 

[/su_tab]

[su_tab title=”Incluye“]

  • Guía de habla hispana
  • Traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto en Duala y Garua
  • Vuelo interno Duala-Garua
  • Vehículo minibús en todo el recorrido
  • Tren Ngaunderé- Yaundé
  • Alojamiento en hoteles. Habitación doble a compartir, régimen de AD
  • Alojamiento en campamentos, régimen de AD
  • Alojamiento en aldeas, régimen de PC y MP
  • Asistentes en aldeas
  • Seguro de asistencia en viaje

[/su_tab]

[su_tab title=”No incluye“]

  • Vuelo España-Duala-España
  • Tasas aéreas (al emitir el billete)
  • Visado
  • Comidas y cenas no especificadas en Itinerario
  • Entrada al Parque Nacional de Waza.
  • Tasas de aeropuerto a la salida de Duala (15 € aprox.)
  • Propinas, bebidas y gastos personales
  • Todo aquello no especificado en el apartado anterior

[/su_tab]

[su_tab title=”Itinerario“]

  • Día 1  España – Duala (Douala)
    Vuelo. Recepción en aeropuerto y traslado al hotel. Duala sobrepasa los dos millones de habitantes y es la capital económica del país. En función de la hora de llegada, visitas en la ciudad o excursión a Limbé, ciudad costera muy agradable, famosa por sus playas de arena negra, su Centro de Recuperación de Primates y su Jardín Botánico. Hotel. AD
  • Día 2  Duala – Garua (Garoua) – Rumsiki
    Vuelo interno hasta Garua (550.000 hab.), capital de la provincia Norte. Está situada a orillas del río Benue y su puerto fluvial es muy importante para el comercio de la zona. Viajamos en vehículo hacia los montes Mandara,
    que forman parte de la cordillera que viene desde Santo Tomé y llega al Tibesti, en Chad. Aquí se refugiaron las poblaciones locales (Kapsiki, Matakam…) con la invasión de los Fulani (Pel, Fulbé), musulmanes procedentes de Nigeria, quienes les apodaron Kirdi (paganos) por su resistencia a islamizarse. El paisaje que
    nos vamos encontrando es impresionante. Desde el verde valle ya se aprecian las formaciones rocosas del macizo que visitaremos. Noche en Campamento L’Amitié. Campamento. AD
  • Día 3  Rumsiki – Rufta
    Dependiendo del día de la semana, visita al mercado. Hay tejedores, alfareros, herreros, peluqueros y bailarines; también algún que otro feticheur que adivina el porvenir con cangrejos vivos. Rumsiki es punto de partida para varias rutas por la región, con lo cual en determinados días puede tener un ambiente muy “turístico”. Pero es fácil desmarcarse de él. Marcha de unas 4 horas para llegar a Rufta, parando en las aldeas Margui y Kapsiki que nos vamos encontrando. Viven en las laderas, cultivan mijo y cacahuete y pastorean los rebaños familiares. Llegada a Rufta. Aldea. PC
  • Día 4  Rufta – Gamba
    Tras desayunar, caminamos entre 3-4 horas por un paisaje extraordinario que algunos califican de “lunar”. Son montes altivos con relieves de origen volcánico. Vemos grandes pitones basálticos con los que se taponaron los cráteres “machos” (los “hembras” suelen ser montes bajos, algunos cubiertos por lagunas). Varios de estos picos tienen carácter sagrado para las etnias animistas. Por ejemplo el Turú, con sus 1.442 m de altura, o el Zivi (Siki) con su iconografía fálica. Llegada a Gamba. Aldea. PC
  • Día 5  Gamba – Rumsiki
    Seguimos nuestra visita por las aldeas Kapsiki del Valle de los Cazadores, siempre rodeados del desbordante paisaje de los montes. En esta cordillera viven más de 30 etnias diferentes y cada serranía tiene su particular
    vegetación, clima y cultura. En general, las aldeas mantienen su arquitectura y organización tradicional. Casas de barro y tejado de paja, algunas rodeadas del saré, un cercado de piedra o adobe. Suelen rodear la casa del jefe y de sus esposas, así como los gallineros y espacios comunes. Continuamos camino hasta Rumsiki para dormir en el campamento que ya conocemos. Campamento. AD
  • Día 6  Rumsiki – Turu (Tourou) – Koza
    Salimos en vehículo por pista sin asfaltar en dirección a Turu. Aquí se celebra todos los jueves el mercado de “las mujeres de las calabazas”. Las usan como sombrero, para protegerse del sol, y sus dibujos nos dan información de su estado: si está casada, si tiene hijos, etc. Otras calabazas se usan para cocinar, transportar y almacenar las mercancías. Seguro que alguien te ofrece media calabaza con un líquido algo espeso, la cerveza de mijo o bil-bil, y tú decidirás si beber o sólo agradecer la oferta. Lo que queda claro es la hospitalidad
    de los nativos. Salimos en vehículo por pistas hasta Koza, aldea de los Matakan y fervientes islamistas. Allí saludamos al Sultán, que tiene unas 100 mujeres. Nos ofrecerá dormir en alguna de las casas que reserva para invitados, aunque también podemos hacerlo en vivac. (En función del estado de las pistas se puede
    cambiar Koza por Oudjila y visitar Ojingliya, la cooperativa de mujeres artesanas). Aldea. MP
  • Día 7  Koza – Mokolo
    Emprendemos viaje en vehículo durante unas dos horas, dependiendo del estado de las pistas. Dejamos los montes Mandara para adentrarnos en las llanuras del extremo norte camerunés. El paisaje cambia con cada estación, pero siempre veremos inmensas rocas de granito bajo los que se camuflan pequeños pueblosfortaleza. Son aldeas Mafa o Fulbé, con sus cultivos de mijo escalonados. Visitamos una de ellas, previo permiso al Lamido (jefe local). Llegada a Mokolo. Campamento con bungalós. AD
  • Día 8  Mokolo – Parque Nacional de Waza
    Viaje por carretera asfaltada (1h30, aprox,) El Parque Nacional de Waza es el más célebre de Camerún. Tiene paisajes de sabana y una importante población de elefantes, jirafas, antílopes, avestruces, gacelas y aves. También pueden verse leones, hipopótamos y otros grandes mamíferos, aunque no en la misma cantidad y variedad que en otros parques africanos. Campamento de bungalós. AD
  • Día 9  Parque Nacional de Waza – Marua (Maroua)
    Viaje en vehículo de unas 3-4 horas. Llegamos a Marua, ciudad de unos 200.000 habitantes que conserva aromas de pueblo. Calles de arena, árboles frondosos, rincones pintorescos. Es muy agradable callejear sin destino fijo, dejándose atrapar por su atmósfera casi mágica, pero también puede hacerse un recorrido en taximoto, deteniéndose donde interese. Por ejemplo, en el mayor mercado de artesanía de la región o en el Palacio del Lamido (los lamidos son jefes religiosos locales, similares a los Emires). Un sitio aconsejable para cenar es “Chez Moissa”. Noche en Hotel Porte Mayo, antiguo refugio de cazadores, un sitio con verdadero encanto. Hotel. AD
  • Día 10  Marua – Pouss – Marua
    Salida en ruta por pista. Hacemos una parada en el lago de Maga, formado por una presa en la que hay cultivos de arroz. Visita a Pouss, tierra de los míticos Musgom. Conservan sus casas tradicionales de barro, algunas llamadas “obús” por su peculiar planta. Recorremos el muy interesante mercado que se celebra a
    orillas del río Logone, casi en la frontera con Chad. Regreso a Maroua por la misma pista. (En época de lluvias es difícil hacer esta ruta, con lo cual saldríamos hoy hacia Garua, adelantando un día la ruta). Hotel. AD
  • Día 11  Marua – Garua
    Salida por carretera asfaltada. Paisajes de meseta con llamativas formaciones rocosas. Garua es una ciudad pujante, con puerto fluvial y aeropuerto. El casco urbano es más bien reciente, aunque conserva algunas calles y edificios antiguos. No hay que perderse el Palacio del Lamido y la calle de las hierbas (farmacopea
    tradicional). Dependiendo de la época, puede verse en el río a jóvenes que reclaman con silbidos a los hipopótamos y les dan de comer.Si es lunes, visitaremos el mercado de los Bororo, que se acercan a la ciudad desde sus aldeas. Hotel. AD
  • Día 12  Garoua – Ngaunderé
    Salida en ruta por carretera asfaltada. Viaje de unas cinco horas para atravesar la falla del río Benué que desemboca en la meseta de Adamawa. Agudas pendientes con laderas muy arboladas, refugio de numerosos animales. La madera es utilizada para hacer carbón vegetal. Es zona de pastores nómadas de la etnia Pel, que se han ido sedentarizando. Nos acercamos a Ngaunderé (150.000 hab.) situada en lo alto de la meseta a unos 1.300 m de altitud. Ya era un importante centro comercial con la llegada de los Pel/Fulbé en el siglo XIX y se acrecentó con el trazado del ferrocarril. Visita por la ciudad. Tiene su parte moderna, en la que destaca la Universidad, y su parte antigua, con callejuelas estrechas en las que resuenan las llamadas a la oración (la de los viernes al mediodía es espectacular). Hay que ver el Palacio del Lamido y sentarse en las cercanías, sin más, para disfrutar con el trasiego de mercancías y viajeros de cualquier etnia. Visita al mercado nocturno. Hotel. AD
  • Día 13  Ngaunderé – Tren Transcamerunés – Yaundé
    Alrededor de la ciudad hay varios lagos nacidos sobre cráteres extinguidos. Visitamos el más cercano, el Tison, rodeado de bosques y con una vista espectacular desde lo alto. También vemos la cascada de Uina Falls (o
    Tello).A última hora de la tarde, embarque en el tren Transcamerunés. Reparto de cabinas. Hay quien compara este tren con un Orient Exprés a la africana. De lo que no cabe duda es que permite vivir una experiencia única. Sobre las 6 de la mañana se pasa por las reservas de fauna de Pandjar y Djerem. Una buena parte del recorrido transcurre a orillas del río Sanaga, antiguo hogar de los Pigmeos, de donde fueron expulsados. Cabina de tren. AD
  • Día 14  Yaundé
    Llegada por la mañana a la estación y traslado al hotel. Durante el día, visitamos la capital política del país. Fundada por comerciantes alemanes como base para el comercio de marfil. Tiene varias colinas por donde se reparten los diferentes barrios: el de Centro (edificios oficiales, catedral católica); el de Briqueterie (barrio musulmán dominado por la gran mezquita); el de Bastos (casa nobles, embajadas, hombres de negocios); el de Melen (barrio universitario, ambiente juvenil); el de Cité Vert (zona residencial de clase media/alta). Paseo
    por el mercado de Makolo, el más animado y popular, pleno de colores y olores. Hotel. AD
  • Día 15  Yaundé – Bafussam (Bafoussam)
    Salida en ruta hacia el país Bamileké. Montes suaves y valles cultivados. Los colonos franceses lo llamaron la Suiza africana. Paradas en la reserva forestal de Bafia y en los bosques del río Sanaga. Llegada a Bafussam, ciudad bulliciosa, gran mercado al aire libre donde ofician todo tipo de comerciantes. Nos acercamos a la Chefferie de Bandjun, con sus columnatas de postes tallados, aleros de caña y techos cónicos. El área noble está compuesto por el palacio del Fon (jefe), el parlamento, las casas de las esposas del jefe (unas cincuenta) y la casa de los fetiches. Muy cerca, el bosque sagrado Por la tarde, visita a Baleng, un bello lago tropical formado sobre un cráter apagado. Hotel. AD
  • Día 16  Bafussam – Aldeas Bororo
    Los últimos Bororo del oeste de Camerún viven en aldeas estables, dedicados a la ganadería y agricultura. Se han organizado en pequeños sultanatos, casi familiares, y dominan el mercado de carne de la región. Les acompañamos en tareas cotidianas, entorno de colinas, praderas y lagos. Aldea PC. (Esta es etapa-comodín. En vez de pasar el día con los Bororo podemos hacerles sólo una visita el día 18. Hoy dormiríamos en Bafussam, incluyendo excursión en balsa por el lago Baleng. Hotel. AD)
  • Día 17  Aldeas Bororo (o Bafussam) – Fumban (Foumban)
    Viaje a Fumban, el sultanato más importante de la región (140.000 habitantes, mayoría de Bamunes). Considerada la ciudad de las artes, el mayor centro de producción y exportación artesanal. En el barrio de los artesanos encontramos máscaras, trajes bordados, tronos, figuras de terracota, bronce y madera, instrumentos musicales, joyas, etc. Museo de arte tradicional y cultura. Mezquita. A través del mercado, se llega al Palacio del Sultán. Tiene un museo que recoge la historia de la dinastía desde 1394 hasta la actualidad. Todos los viernes el sultán y sus nobles salen en cortejo. Monumento al sultán Njoya. Casa del Tambor Sagrado. Hotel AD.
  • Día 18  Fumban – Nkongsamba
    Salida hacia esta región montañosa y con abundante vegetación tropical. Antiguos cráteres y poblados llenos de encanto tradicional. Visitamos las majestuosas cataratas de Ekom, con 90 metros de altura y dos grandes
    colas. Un rincón de gran belleza. Aquí se rodó hace años una de las películas de Tarzán y se conserva el puente metálico construido para el rodaje. Hotel. AD
    Opción 2 Fumban – Bamenda. Salida en ruta. Parada en las cataratas de Metché, zona de sacrificios animistas al dios del agua. Visita a una aldea de los Bororo (si no se ha hecho el día 16). Hotel. AD
  • Día 19  Nkonsamba – Limbé
    Atravesamos el país Bamileké para entrar en la región anglófona. Visita a las cascadas de Bafang, realmente espectaculares. Llegamos a los pies del mítico monte Camerún, con sus laderas basálticas y sus plantaciones de té. Enfrente vemos Malabo (Guinea Ecuatorial). Llegamos a Limbé, con tiempo suficiente de ver a los pescadores llegar al pequeño y pintoresco puerto. Mercado nocturno. Hotel. AD . Opción 2 Bamenda- Melong – Kribi: Con visita de las cataratas de N’Kong. Hotel. AD
  • Día 20  Limbé – Kribi
    Mañana libre. Se puede callejear por la ciudad, visitar el Jardín Botánico o quedarse en la piscina del hotel. Por la tarde salimos hacia Kribi, parando en las cataratas de la Lobé. El río desemboca directamente sobre el océano, algo poco habitual, creando un conjunto de gran belleza, misterio y sensualidad. Llegada a Kribi, ciudad balnearia por excelencia. Hotel. AD.  Opción 2 Kribi – Nlende:
    Tras la visita a Kribi y las cataratas de Lobé, salida hacia nuestra casa en Nlende. Casa en aldea. MP
  • Día 21  Kribi – Nlende
    Nuestra casa en Nlende está a orillas del Atlántico. Relajación en la playa o excursiones opcionales a poblados Mabeas y Batangas. Casa en aldea. PC
  • Día 22  Nlende – Duala
    Salimos por la carretera bordeada de plátanos y cocoteros. Ambiente bullicioso y colorido. Llegada a Duala, donde podemos visitar lo que no nos dio tiempo el día de llegada. El museo suele estar cerrado pero se puede encontrar al director en el café más próximo. No hay problema. También se puede aprovechar para las últimas compras en el mercado de artesanía más surtido del África Central. Traslado al aeropuerto. Vuelo de regreso. Noche a bordo.
  • Día 23  Llegada a España

[/su_tab]

[su_tab title=”+ Información“]

[su_button url=”https://www.culturafricana.com/web/consultanos/” style=”glass” background=”#8e4613″ radius=”round”]CONSULTANOS[/su_button]

[telnumlink “+34915393267”]Llama pulsando AQUI[/telnumlink]

[su_spacer size=”3″]

Ver ruta en GOOGLE Maps

[/su_tab]

[/su_tabs]

[/su_spoiler]

[su_spacer size=”5″]

VOLVER A PAISES

[su_spacer size=”5″]