[su_spoiler title=”Níger” open=”yes” style=”simple”]

[Best_Wordpress_Gallery id=”198″ gal_title=”ruta-niger-gerewol”]


Gerewol y sur de Níger

10 días


[su_tabs vertical=”no”]

[su_tab title=”Salidas“]

  • Salida confirmada 16 septiembre

[/su_tab]

[su_tab title=”Precio“]

  • 2.530 € – Vuelo incluido

[/su_tab]

[su_tab title=”Incluye“]

  • Vuelo
  • Recepción y traslados en Niamey
  • Vehículo 4×4, conductor y carburante
  • Guía de habla francesa; de habla hispana a partir de 10 viajeros
  • Hoteles en habitación doble a compartir
  • Régimen de alojamiento y desayuno (AD)
  • Acampadas en régimen de pensión completa (PC)
  • Tiendas de campaña, colchonetas y material de acampada
  • Material de cocina y cocinero
  • Visita a Niamey y al Museo Nacional
  • Participación en festival + permisos de fotos

[/su_tab]

[su_tab title=”No incluye“]

  • Tasas aéreas (250/300 € aprox.)
  • Tasas de salida en aeropuerto (15 € aprox.)
  • Comidas no especificadas
  • Bebidas, propinas y gastos personales
  • Todo aquello no incluido en el apartado anterior

[/su_tab]

[su_tab title=”Itinerario“]

  • Día 1  España – Niamey
    Recepción en aeropuerto y traslado al hotel.
  • Día 2  Niamey – Dogondutchi  – Birnin Konni/ Tahoua
    Por la mañana, visitas a la ciudad. Por la tarde, viajamos hacia el norte, región de poblaciones Pel. Pasamos por Dogondutchi y seguimos hasta Birnin Konni/ Tahua.
  • Días 3, 4 y 5   Birnin Konni/ Tahua – Campamentos Bororo
    Entramos en la región de los Bororo, pueblo minoritario en Níger (12 %) pero muy reconocible. Son pastores nómadas, del tronco de los Pel, cuyo verdadero nombre es Wodaabe. El término Bororo se lo aplicaron los Haussa y es algo despectivo: “los del rebaño polvoriento”. Se distinguen del resto por su mayor altura, sus rasgos finos y su elegancia natural, que complementan con un delicado culto a la belleza corporal. Llega el momento de su fiesta anual: el Gerewol. Nuestros campamentos están cerca de los suyos y asistimos a los preparativos. Por ejemplo al maquillaje y vestuario de los hombres. Primero les ayudan las hermanas, alisando el pelo, trenzándolo para componer dibujos y ensartando bolitas/talismanes. Luego ellos a solas se pintan en tonos ocres, amarillos o rojizos, dependiendo del momento y para resaltar el blanco de ojos y dientes. Cambian sus sombreros cónicos por tocados-diadema con múltiples adornos que rematan con una gran pluma de avestruz. Tienen dispuestos varios atuendos -a cual más llamativo y esmerado-, beben una pócima que según ellos consigue atraer a las mujeres y ensayan sonrisas, muecas y visajes. Los diversos clanes se reúnen en un lugar común siguiendo las instrucciones del maestro de ceremonias. Comienza la fiesta con varias danzas: el Rummi (de bienvenida) y el Yakee (llamada a los linajes) para rematar con el Gerewold. Aquí los hombres cambian la falda de piel de cebú por otra blanca, y se distribuyen en largas filas, hombro con hombro, balanceándose al compás de unas salmodias lentas y reiterativas que van aumentando de ritmo y volumen. Muestran sus dientes –blanquísimos en contraste con el negro de los labios- y mueven los ojos de forma peculiar. La ceremonia dura varias horas y tiene como objetivo llamar la atención de las mujeres, también vestidas de gala, que se suman individualmente a la danza para señalar al varón que han elegido. Lo hacen tocando su corazón con la mano y acto seguido la pareja se pierde discretamente en la noche. El ritual se repite varios días, con lo cual podremos asistir a sus diferentes fases. En las horas de descanso ellos mismos se acercarán a nuestras tiendas para vendernos un collar o simplemente interesarse por nuestras vidas. Por la noche, con el éxtasis del baile, alguno nos cogerá del brazo para colocarnos en un lugar donde mejor ver el cortejo. Al segundo día ya nos saludaremos como vecinos de toda la vida. Al tercer día, en la despedida, siempre habrá abrazos y alguna lágrima.
  • Día 6  Campamentos Bororo – Abalak – Agadez
    Nos acercamos hasta Abalak para seguir hacia el norte. Todos los caminos del norte llevan hasta Agadez, y con razón. Encrucijada de caminos, antiguo refugio de caravanas, mezcla de poblaciones nómadas y sedentarias, blancas y negras. Hoy día sigue siendo enclave importante para el comercio.
  • Día 7  Agadez – Aldeas Haussa – Birnin Konni
    Salida hacia las aldeas Haussa, pueblo que fue desplazado hasta esta región por los Tuareg. Hoy es la etnia mayoritaria, posiblemente debido a su gran mestizaje. Son agricultores, comerciantes y excelentes artesanos. Aldeas de arquitectura tradicional sudanesa. Casas muy peculiares y muy decoradas con ornamentos, bajorrelieves y estarcidos. Son famosos sus graneros con forma ovoide que según ellos recuerda al pecho femenino.
  • Día 8  Birnin Konni – Dosso – Kuré – Niamey
    Retomamos la carretera que lleva a la capital. Vemos el sultanato de Birnin-Koni, antiguas ciudades-estado, así como aldeas Haussa. Parada especial en la reserva de jirafas de Kuré, que puede considerarse un milagro. Hace pocos años se temía por su conservación y hoy casi llegan al centenar. Los paisanos son sus mejores cuidadores. Es una delicia pasearse tan cerca de ellas sin que se sientan agredidas.
  • Día 9  Niamey – Vuelo de regreso
    Visitas en la ciudad: mercado, museo, río Níger. Últimas compras. Cena libre. Traslado al aeropuerto. Vuelo de regreso. Noche a bordo
  • Día 10  Llegada a España

[/su_tab]

[su_tab title=”+ Información“]

[su_button url=”https://www.culturafricana.com/web/consultanos/” style=”glass” background=”#8e4613″ radius=”round”]CONSULTANOS[/su_button]

[telnumlink “+34915393267”]Llama pulsando AQUI[/telnumlink]

[su_spacer size=”3″]

Ver ruta en GOOGLE Maps

[/su_tab]

[/su_tabs]

[/su_spoiler]

[su_spacer size=”5″]

VOLVER A PAISES

[su_spacer size=”5″]